CONSEJOS PRÁCTICOS

En esta sección queremos compartir contigo las recomendaciones que vamos obteniendo según transitamos el camino de los chinos en libertad; desde el consejo de abuelita, hasta los de estilistas reconocidos, pero principalmente desde nuestra propia experiencia y la de otra gente como tú y como yo, que a base de probar va adquiriendo destreza en el manejo de su pelo chino...

Te recomendamos que antes de leer ésta sección, leas la de 'Chinos 101', para que primero adquieras una mejor comprensión de lo que es el cabello humano, lo que son y cómo funcionan los rizos, qué tipo de pelo chino tienes tú y otros datos básicos acerca del comportamiento del pelo.


Una vez más recurro al principio elemental del pelo rizado (y de tantas otras cosas en la vida!...) ¡'Cada cabeza es un mundo'! Así que lee y toma de lo que lees lo que te sirva y te acomode... Quién sabe, más adelante quizá estemos aprendiendo de los descubrimientos que tú hayas misma hecho y nos quieras compartir!...


Qué vas a encontrar aquí? (Índice)


-El Cuidado Básico del pelo chino 
    I) El cuidado diario
    El acondicionamiento del pelo chino
    Los tratamientos intensivos
    II) El Lavado
    El Método 'CG' o 'No-poo' (sin shampoo)
    III) El peinado
-Tira la toalla!
-El corte de pelo chino...
----------------------------------------------------------------------------------------------------
EL CUIDADO BÁSICO DEL PELO CHINO
 I )  El cuidado diario
II )  El lavado
III ) El peinado


I) EL CUIDADO DIARIO
Una de las cosas que hasta nos molesta cuando vivimos en la fase de batalla contra nuestro pelo chino natural, es esta idea fija que tiene la gente de que 'El pelo chino es facilísimo!!! Una maravilla! Solo te bañas y te vas...' y que es algo que todas las cabezas chinas del mundo sabemos que no es verdad!... 
O si????....
Bueno, pues sí y no...


Todas sabemos que no es verdad que 'te bañas y te vas'... pero realmente esa es una premisa muy absurda. No existe tipo de pelo que permita eso; al menos no después de los 9 años de edad y si se desea lucir lo mejor posible (...también hay mujeres que se lavan la cara y se van; sin cremas, lociones ni maquillaje... y la verdad es que las más de las veces ¡se nota!... A partir de cierta edad un poquito menos de 'naturalidad' les haría un favor!)
Sin embargo sí son verdad tres cosas (y son una CHULADA!)


1.- El pelo chino es muy, muy, MUY fácil de mantener una vez que se ha entrado en la rutina de cuidado correcta


2.- Los cepillos y los aditamentos como tenazas, secadoras, tubos, anexos y similares podrían dejar de existir: la gente de pelo chino puede perfectamente prescindir de ellos y arreglarse el pelo al salir del baño ¡Con los dedos y el aire!... Nunca más te tendrás que preocupar si olvidaste la secadora o no hay donde conectarla! (creo que el contacto era lo primero que yo siempre buscaba al llegar a un cuarto de hotel!!!...)
*La excepción con respecto al uso de cepillos podría ser con los cepillos 'estilo Denman'... Esos de cerdas blancas de plástico semi-suaves, sin 'bolitas' en sus puntas y montadas en hule rojizo -adjunto una foto. 


La gente MUY china  -los tipo 4 (checar clasificación en la sección 'Chinos 101') dicen que sin duda son lo que mejor les funciona para desenredar su pelo mojado. Para los chinos menos apretados, es mejor usar peines de dientes gruesos







Peines ideales para el pelo chino (con ellos debes desenredarte el pelo cuando está mojado y aún dentro de la regadera, cuando te aplicas el acondicionador)



3.- Entre mejor sea la condición en que se encuentra tu pelo, menos tiempo te tardarás en arreglarlo...
Aquí hay una regla de oro, por favor toma nota! CON EL PELO CHINO, LA PREPARACIÓN LO ES TODO!... 
Repito: CON EL PELO CHINO, LA PREPARACIÓN LO ES TODO!...
Olvídate de que un cabello reseco o maltratado vaya a funcionar bien a la hora de peinarlo (de ahí que te fastidie tanto eso del 'con tus chinos solo te bañas y te vas'...) Cuando has batallado tanto contra tu pelo natural y lo has sometido a tratamientos, alaciados contínuos, productos químicos diversos, colas de caballo, trenzas, ligas, etc etc...simplemente NO HAY modo de que luzca perfecto al intentar dejarlo natural, por favor no te olvides de esto... 


Por eso también tienes que tener paciencia cuando decidas cambiar a liberar tu pelo chino pues muy probablemente le tome algo de tiempo y esfuerzo recuperar su condición, su patrón natural, su elasticidad, volumen y salud en general. Quizá al principio no te guste tanto lo que ves (por eso también quizá tantos intentos de dejarte los chinos no han prosperado más allá de medio día!)
La gente que se ha hecho alaciados químicos muchas veces debe de plano cortar ese pelo para comenzar con un cabello nuevo porque ese ya no tiene remedio (*leer en la sección de 'Chinos 101' cómo y porqué es que el pelo que se maltrata mucho ya no tiene reversa!...)


A qué me refiero con 'la preparación'...
-Me refiero a mantener el pelo siempre acondicionado, nutrido y sano (el pelo chino se seca con más facilidad y es más frágil que el lacio) 
-Me refiero a usar los productos que son adecuados a tu tipo y grosor de pelo y evitar los que son demasiado fuertes para él o los de baja calidad; también a no lavarlo con shampoo con más frecuencia de la debida (hay en el mundo de los chinos expertos que dicen 'nunca lavarlo con shampoo, solo con acondicionador...')
-Me refiero a cuidar mucho de evitar contínuos procesos químicos, a no 'jalarlo' ni tratarlo bruscamente, a no usar cepillos en pelo seco, a evitar las tenazas, las 'planchas' y las secadoras de pelo sin difusor. 


Me sumo al coro de voces de expertos que lo repiten: no hay manera de esperar un buen comportamiento de un pelo chino maltratado. Si te ocupas de todo lo anterior, créeme que vas a tener unos chinos de envidia; y entonces sí... se va a volver muy cierta esa idea de que el pelo chino es mas facil que el lacio, sin duda!



-EL ACONDICIONAMIENTO DEL PELO CHINO
Ya lo aprendimos en 'Chinos 101': Contrario a lo que parecería, el pelo chino es más fino y más delicado que el pelo lacio. Por su propia morfología, está más expuesto a maltratarse y a romperse, y su cutícula es más frágil.
Acondicionar el pelo chino es, de todos los pasos del cuidado, el más importante. Sin él, todo lo demás es irrelevante. 
Qué quiere decir esto...
Bueno, primero, implica tener un acondicionamiento diario (sí, leíste bien... DIARIO)... Ya sea que escojas mojarlo todos días en la regadera y usar un acondicionador tradicional (más adelante lo vemos a detalle cuando hablemos del 'Lavado') o que los días que no te lavas el pelo tengas buen cuidado de rociarlo abundantemente con un acondicionador 'sin enjuague'. Generalmente son acondicionadores  ligeros, a veces herbales, que no necesitas retirar con agua. 


Estos productos ayudan al pelo de muchas maneras además de mantenerlo sano: Lo 'reviven' por las mañanas, cuando tiende a estar aplastado después de la noche, y lo refrescan cuando el ambiente y la actividad del día han provocado que los chinos se apaguen o  se pongan 'grifos'. Vale la pena traer un acondicionador de estos en la bolsa y usarlo varias veces al día. No solo nos veremos mejor, sino que el pelo de verdad lo agradecerá.


Hay gente que encuentra que le funciona muy bien diluír su acondicionador regular (el de la regadera), rebajándolo con agua, ponerlo en un recipiente con rociador y usar ese producto como acondicionador sin enjuage. Generalmente lo usan sobre el pelo mojado, antes de proceder a ponerse los auxiliares para el peinado (gel, mousse, activador de rizos, etc...) Si esto te funciona, adelante. Es muy probable que evites el 'frizz' y tu pelo se encuentre protegido de los elementos externos. Solo acuérdate de tener precaución de que no se acumulen demasiado los residuos en tu pelo.


LOS TRATAMIENTOS INTENSIVOS
Vale la pena señalar que los tratamientos intensivos son muy importantes y hay que utilizarlos al menos una vez al mes (cada quince días si tu pelo tiende a ser seco) Generalmente requerirán de calor y de dejarlos en el pelo de 15 minutos a 1/2 hora. Si te anuncian un producto al que llaman 'Tratamiento intensivo' y te lo puedes poner 'en frío' por 3 o 5 minutos dentro de la regadera, olvídalo!...no es realmente un tratamiento intensivo; es solamente un acondicionador más concentrado que está bien usar pero que no sustituye al otro.


------------------------------------------------------------------------------------------------


II) EL LAVADO 
En este segundo gran apartado, vamos a explorar lo que es el lavado del pelo chino y algunas recomendaciones esenciales.


Aquí es importante distinguir dos 'corrientes' o posturas: la del 'no shampoo' y la del shampoo. La postura del 'no shampoo' o 'no-poo' surge principalmente a raíz de la publicación del libro 'Curly Girl'; una especie de 'biblia del pelo chino' por la autora Lorraine Massey, quien es además estilista experta en el cuidado de los rizos, dueña de los salones 'Devachan' en Nueva York y Los Angeles, y de la línea de productos 'Devaconcepts'... pero sobre todo, ella misma una 'china conversa', que se pasó su infancia, su adolescencia y buena parte de su juventud llena de inseguridad y frustración por su pelo super chino, hasta que finalmente decidió liberarse y ser como Dios la hizo!...


Vamos a conocer su propuesta:


EL MÉTODO 'CG' (Curly Girl) Ó MÉTODO 'NO-POO' (Sin shampoo)


Lorraine Massey propone en este método que el pelo chino no debe -nunca- someterse a la rudeza de los sulfatos presentes en el shampoo tradicional.
Estos sulfatos, como lo vimos en la sección de 'Top Secret', son los mismos que encontramos presentes en los detergentes para platos y para ropa (!!!!) y que de la misma manera en que jamás lavaríamos nuestra pashmina favorita ni nuestro sweater de cashmere con ese detergente, muchísmo menos tendríamos que lavar la fibra más preciosa y delicada que poseemes: nuestro pelo!...


El Método CG sostiene que es más que suficiente utilizar el acondicionador (el cual de por sí tiene agentes limpiadores, pero ligeros) o en todo caso un 'No-poo' o 'Low-poo'; es decir, un shampoo sin sulfatos y sin los ingredientes más rudos del shampoo tradicional. 
Ya sé... van a brincar las deportistas asiduas... Pero bien nos recuerda Massey que el sudor, por ejemplo, es por sí mismo estéril y solo si se deja mucho tiempo atrae bacterias diversas, y son más que suficientes el agua, el acondicionador y la fricción con nuestros dedos (después de todo, ahí están las lavadoras de ropa, sacudiendo la ropa para quitarle la mugre!) para quitarlo.


El shampoo siempre retira de nuestro pelo el aceite esencial (indispensable!) que éste produce -llamado 'sebo'- y por tanto es un agente que provoca resequedad tanto en el cuero cabelludo como en el aspecto del pelo. Ciertamente hoy en día los shampoos comerciales contienen una serie de emolientes y acondicionadores que reducen sus efectos negativos, pero también es cierto que el día que no nos lavamos el pelo con shampoo definitivamente nos luce mejor!... O no???... 
Lorraine dice que esto -que luzca mejor- no es casualidad y que nuestro pelo podría lucir siempre así si nos decidimos a intentar este método...


Yo creo que vale la pena hacer un intento... No podemos saber si nos funciona si no lo intentamos. Yo en lo personal he descubierto que el shampoo me gusta y que no quiero dejarlo del todo, pero ciertamente lo uso con mucha menos frecuencia -una vez a la semana es más que suficiente!- y en su lugar utilizo solamente acondicionador, y mi pelo ha mejorado muchísimo!...
Uno de los efectos más notorios es que el pelo chino recupera su elasticidad, o en otras palabras; se definen mejor los chinos.


Como regla general podríamos decir que entre más apretado el rizo, menos frecuencia el shampoo y viceversa. Una o dos veces -máximo- por semana es una frecuencia adecuada a la mayoría de las cabelleras chinas de condición normal* (Ojo... el cuero cabelludo, que es piel, determinará también la frecuencia del shampoo pues hay cabezas más grasas, más sensibles, más secas, etc...)


Es muy importante recalcar que si se sigue el método CG, deben evitarse los productos con silicones, porque los silicones no son solubles al agua y se acumularán los residuos en la cabeza. Para quitar los silicones es indispensable usar un shampoo con sulfato. Desafortunadamente, en México aún estamos un poco detrás en cuanto a diversidad de oferta de productos para cabello rizado se refiere, pero hay algunos que cumplen con las especificaciones necesarias a este método de limpieza... A lo mejor entre más 'chinos libres' haya en el mercado, más productos nos ofrecerán las compañías y los distribuidores!...


RETO: Analiza los ingredientes en tu shampoo y después en tu detergente de ropa o de trastes... 
¡¡A que encontraste los mismos sulfatos en ellos!!!... 
Seguro estará presente el sulfato de sodio SLS (Sodium Lauryl Sulphate) o el SLES (Sodium Laureth Sulfate, un poquito más suave que el anterior...) 


Los más radicales dicen que incluso son agentes cancerígenos; ya lo comentaremos más ampliamente; pero por lo pronto podemos decir que estos surfactantes son muy fuertes y por sí mismos resecan el cuero cabelludo y el pelo. Una búsqueda simple en Google produce un torrente de información al respecto. Ya las compañías grandes de productos de belleza comienzan a 'escuchar' este clamor, y empiezan a crear líneas de productos 'sin sulfatos', así como las farmacias y las tiendas de autoservicio cada vez incluyen más productos 'orgánicos' y 'naturales' (ojo... no todo lo orgánico o natural está libre de sulfatos ni todo es bueno para el pelo)
En la página de 'Curl Mart' puedes encontrar una selección de shampoos o 'limpiadores' sin sulfatos, pero en mi opinión lo mejor es lavar el pelo con el acondicionador de tu preferencia y usar un shampoo suave y de buena calidad una vez a la semana.
-----------------------------------------------------------------
¡TIRA LA TOALLA!...
Otra de las cosas que te vamos a sugerir es que para efectos de tu melena china de plano tires la toalla... pero la toalla tradicional con que te secas el pelo!!!...
Cuando lo secas con una típica toalla de baño, su textura -que es áspera- (por más suave que la sientas) perturba el patrón natural de tus rizos, le quita más humedad de la necesaria a tu cabellera, e incluso en algunos casos quiebra tu pelo.

No olvides que el cabello es más frágil que nunca cuando está mojado y es cuando más delicadamente hay que manejarlo, así que te recomendamos los siguientes pasos que serán muy fáciles de incorporar a tu rutina y sin embargo harán una gran diferencia...

1) Quita el exceso de agua dentro de la regadera. Al salir preferentemente no utilices una toalla tradicional para secar el cabello; mejor usa una toalla de microfibras -las venden en muchos lugares y no son caras- o bien una camiseta vieja (sí, leíste bien... una camiseta vieja de algodón...) Hay incluso toallas específicamente diseñadas para el cabello rizado que se venden en línea o en algunos salones de belleza. Si tienes que usar una toalla tradicional, es mejor colocarla sobre tus hombros y reposar ahí tu pelo mojado, pero sobre todo:

3) ¡Olvídate de los 'turbantes'!... La eterna técnica del 'turbante' debe quedar 100% descartada! Tus rizos te lo van a agradecer. Enrollar el cabello en una toalla y enredarlo sobre tu cabeza solamente conseguirá lastimarlo, jalarlo de manera excesiva, perturbar su patrón natural y quitar más humedad de la necesaria (por no hablar de lo enmarañado que puede quedarte...) 

4) Seca un poco tu cabello con la toalla pero nunca lo exprimas, ni lo frotes, ni lo enrolles; solamente quítale el exceso de agua muy suavemente. Recuerda que tratarlo bruscamente cuando se encuentra mojado lo romperá.

5) Aplica tu producto para definir los rizos. Si tu pelo tiende a estar seco o maltratado, antes de ese producto rocía algún acondicionador sin enjuague. Preferentemente debes trabajar el cabello con tus dedos y evitar la secadora de pelo.

6) Una vez preparado y 'acomodado', deja que tu cabello se seque 'al aire' y no lo vuelvas a peinar (entiéndase 'pasar el peine') ni tampoco lo toques mientras se seca; muy especialmente durante los primeros 15 minutos. Estar tocándolo solamente lo pondrá crespo y los rizos no se definirán tan bien. 

Si no te queda opción y has de usar la secadora, entonces utilízala siempre con un difusor de calor. Esto es fundamental. Los venden en los salones de belleza y tiendas especializadas y no suelen ser muy caros, aparte de que generalmente se adaptarán a la boquilla de cualquier secadora de tamaño normal (si puedes, de todos modos te recomendamos llevar contigo tu secadora para probar que le quede el difusor correctamente)
Recuerda que la clave para unos chinos hermosos es tener un cabello sano y humectado, cosa que es más fácil conseguir en la medida en que te alejes por completo de los aparatos como secadoras o tenazas.

Incorpora estos sencillísimos consejos a tu rutina de secado y notarás una gran diferencia. No olvides que para efectos del cabello chino, el 'peinado' se lleva a cabo en la preparación; es decir, antes de que se seque... Todo el tiempo y cuidado que inviertas en preparar tu peinado cuando el pelo está mojado se traducirá en mejores resultados cuando esté seco... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada